Arpías


Arpías

Acrílico sobre papel

30 centímetros

2021

Miguel Ángel Cid



Tenemos la carne | Alberto Avendaño


El corazón de un hogar no son las personas que lo habitan,

ni los muros que, igual que arpías carroñeras,

esperan la muerte de los recuerdos familiares

hasta quedar blancos y puros

como la mente de la víctima después del crimen.


La falta de valentía no está permitida en esta familia

y los retratos no son bienvenidos en casa:

porque el ciclo de la vida no necesita recordatorios

y la muerte sólo es una extensión de la fiesta.